sábado, 11 de febrero de 2012

Tiempo horas. Hora de té.


Permitamos que el tiempo venga a buscarnos, en vez de luchar contra él.